Welcome to SP!  -
PICO EL CÓNCAVO (5250 m.) por Giovanni Albarracín
Trip Report

PICO EL CÓNCAVO (5250 m.) por Giovanni Albarracín

 

Page Type: Trip Report

Location: Boyacá, Colombia, South America

Object Title: PICO EL CÓNCAVO (5250 m.) por Giovanni Albarracín

Date Climbed/Hiked: Apr 6, 2004

 

Page By: Engendradodelayuca

Created/Edited: May 6, 2004 /

Object ID: 169341

Hits: 2371 

Page Score: 71.06%  - 1 Votes 

Vote: Log in to vote

 

Ahora aquí sentado frente al teclado, empiezo a recordar cada una de las cosas y sensaciones vividas en el ascenso al Cóncavo en esta semana de pasión, de pasión por la aventura y las montañas... ese frió en la cara, el cansancio, las grietas, las dudas, la niebla y ese miedo que le pone el picante especial al asunto y sobre todo la calidez y las risas de los compañeros. Aunque esta no fue la única montaña que escalamos, si fue la mas significativa.
Quien lo habría pensado... todos los que en esta temporada intentaron escalar el Cóncavo en el Cocuy, bajaban con el cuento de que se requería estar muy loco, tostado o cosas por el estilo, para pasar la grieta que impedía el acceso a la cumbre. Si eso si, hay que darle merito a la tronera, pues con esas dimensiones se asusta hasta el más bravo. Yo no se si es que concuerdo preciso con esas descripciones de estados mentales o que, pero estando a solo unos metros de la cumbre, separado de ella por tan solo una pequeña grieta como de 2.5 metros de ancho y quien sabe cuanto de profundo que además tenia un desplome como de 2 metros y un (si es que a eso se le puede llamar así ) puente muy delgado, se puede uno preguntar: ¿a que vine?, ¿por que carajos estoy aquí?, por que hago todo esto... y pues bueno la única forma de entenderlo es haciéndolo, por que mas difícil que pasar la grieta era aceptar el hecho de bajarse sin haberlo intentado, así que pasamos la mencionada grieta y las preguntas cada vez mas tajantes, acompañadas del miedo al sentir que el hielo se parte bajo los pies y los pedazos caen en las fauces de la grieta.
ya al otro lado, con el corazón a mil, y arrodillado bajo la cornisa, los miedos saltan sobre uno y todavía falta lo mas duro, la maroma para pasar la cornisa, montarse en la arista y ver el estremecedor paisaje de la pared oriental del cóncavo, con sus casi 700 metros de hueco, a tan solo unos centímetros de los pies; una delgada arista conduce directo a la cubre, cada paso que se daba aceleraba el corazón, al final del proceso de asegurar y reunir a los compañeros en la parte mas alta de la que en este momento era nuestra montaña, ya no hay preguntas, las respuestas afloran mudas, porque no hay palabras que puedan describir la sensación, entonces entendí realmente a que había ido esta vez, por que razón lo hice y que si ... si estoy loco... pero loco por las montañas y loco por hacer realidad mis sueños y compartirlos con quien los quiera soñar. La bajada es otra historia.
Ahora me quedan como ganancias de este viaje los recuerdos de las risas, las caras de miedo en la arista y de todas esas sensaciones vividas, y más que nada los amigos con quienes estuvimos esta vez y espero poder hacer más locuras por ahí.

Quiero invitar a todo el mundo a soñar y hacer lo que sea por hacer realidad sus sueños.


Giovanni Albarracín.



Krux escuela de montaña escalada y seguridad en alturas


www.geocities.com/sitio_krux


Comments

No comments posted yet.